Archivo de la etiqueta: medios

¡ Premio Nacional por nuestra participación en El Sonido que Habito !

8453961047_5b5ca37e8e_z
Fotografía: de « м Ħ ж »en Flickr bajo cc-by-nc-nd/2.0/

Así es,  el IEDA  ha sido Premiado en la  Convocatoria de Premios Nacionales de Educación  2016 por su participación en el proyecto colectivo “El sonido que habito”   junto a otros 14 centros  en la categoría de “premio para proyectos conjuntos entre equipos docentes de distintos centros españoles en educación secundaria”.

No es la primera vez que hablamos  en esta despensa  de este grandísimo proyecto,  ya lo hicimos tiempo atrás en esta otra reseña   donde referenciamos  muchas de nuestras tareas anteriores que  podían encajar en la filosofía de este proyecto   en torno al sonido como recurso didáctico, como por ejemplo :  “4’33” , los sonidos del silencio”   o  “Podcast: periodistas ciudadanos”.

Me siento orgulloso además de haber contribuido precisamente  diseñando  el logo que nos representaba  en las redes sociales durante la pasada edición.

Logo_ESQH_IV_edici_n

A decir verdad,   estoy muy contento con este  premio, pero sobre todo por ser un premio  para  un proyecto  de colaboración docente interdisciplinar ( 29 materias o asignaturas)  e  internacional (España, Perú, México, Colombia y Argentina)  que lleva  ya operativo 5 ediciones  (que son palabras mayores en el mundo educativo)   siendo reconocido,   valorado y premiado   con  la Peonza de oro  en los prestigiosos VIII Premios Espiral edublogs  2014 en la categoría de blogs  colectivos  y 3 sellos de calidad:

  • Sello “Aulas Innovadoras. Proyectos Que Dejan Huella” en octubre de 2013
  • Sello Buenas Prácticas Iberoamericanas Leer.es, en Febrero 2014.
  • Sello buenas prácticas Biblioteca Escolar Digital FGSR

EL proyecto ha sido presentado  en varios  encuentros y eventos educativos en torno a la colaboración, las TIC  y  la creatividad  en el aula.  Con este  emotivo vídeo  se presentaba  la 3ª  Edición:

 Pero,  como dice Juan Carlos de Miguel   -uno de los artífices del proyecto y de  la concesión de este premio-   todo el músculo, las vísceras, la piel y sobre todo el corazón  de “El sonido que habito” son de los ciento y pico de profesores   y maestros repartidos por toda la geografía española (28 provincia, 13 comunidades autónomas)  junto a un  millar largo de alumnos que  con sus más de 580 paisajes sonoros  lo dotan de sentido y contenido “sonoro  y emocional”  año tras año. Así que mi enhorabuena  y agradecimiento es para todos ellos/as,  a los de esta edición ahora premiada  pero por supuesto,   a los de ediciones pasadas y a los que ahora están y sin duda, estarán posiblemente en años venideros. A todos y todas …

 

2115c49e23b6979bd16909d6ffca92b5

Por tanto,  es  un premio  y reconocimiento a un proyecto transmedia  en torno a la colaboración y  la  simbiosis  creativa  de disciplinas docentes a través de algo tan simple  -y complejo-   como son los sonidos,  muchas veces infravalorados en el curriculo docente en beneficio  del elemento textual.  Un premio coral y polifónico  en  el que  junto a mi alumnado participante solo he aportado unas cuantas notas . Por tanto,  agradezco en mi nombre y en el de mi alumnado participante  solo la parte que me toca,  siendo justos,  de los 15 centros  que han participado y sido premiados en esta convocatoria nacional, que eran  ( y han sido en otros años)  muchos más ( de Primaria, principalmente)  pero no entraban  en la categoría de la convocatoria.

Como  me es imposible destacar uno trabajos sobre otros, en  este  enlace  al blog  madre del proyecto  dejo  algunas participaciones que hice con los trabajos de  mi alumnado de Cultura Audiovisual  durante  el curso pasado.

El enlace a las dos tareas mediante las cuales pude canalizar la participación de mi alumnado durante el curso 15/16: una individual   “El sonido que habito” y otra colaborativa  “El sonido que habitamos” 

El hecho de tener, en nuestra modalidad  de enseñanzas a distancia,   las tareas de un curso diseñadas  con mucha  antelación ,  es sin duda un ventaja operativa para nuestro funcionamiento interno,  pero  muchas veces hace imposible  la participación en este tipo de proyectos colaborativos externos  que van surgiendo a través de las redes educativas, por no poder encajarlos en nuestro sistema  estructurado de tareas.  Y hay muchos y muy interesantes como ya hemos hablado  aquí  de Contamos con eMotion o No me cuentes historías, dibújamelas  , por poner dos en los que  también esporádicamente he participado personalmente y con mi alumnado de Artes. En concreto ,  las  tareas del curso pasado conseguí adaptarlas  in extremis durante el segundo trimestre haciéndolas coincidir  con el bloque temático  “El sonido y la música”.

Gracias por tanto a los y las docentes que, contra vientos  y mareas  -y leyes nefastas-  luchan  para que otra  educación -abierta, plural, participativa  y colaborativa – sea posible. Y por supusto a los organismos e instituciones que valoran, reconocen y premian estas prácticas que dicen mucho de gran valor humano, vivencial  y formativo  que tiene la educación .

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios

El Código Fuente Audiovisual

Arranca el curso 2016/17 con nuevos e ilusionantes proyectos en todas y cada una de nuestras materias que conforman el  bachillerato de Artes del IEDA. Y empezamos con Cultura Audiovisual que este curso se estrena como nueva asignatura en 2º de bachillerato. Y lo hacemos además con   la primera tarea del curso que se le ha propuesto al alumnado y que  se llama “Mi propio Código Fuente Audiovisual”.

Un código fuente

Un código fuente

Y seguramente se pregunten : ¿Eso del Código Fuente qué es?. El colectivo ZEMOS98 en su web Embed.at explican la génesis del término y del concepto:

Cuando hablamos de «código fuente» estamos haciendo una traslación del código que tiene cualquier sistema informático al ámbito de la cultura. Al mismo tiempo, y paralelamente, el código fuente de los softwares o hardwares privativos permanece oculto. Forma parte de una lógica según la cual la autoría ha de ser protegida porque copiar al prójimo es un acto de vandalismo intelectual. En cambio, el software libre da por sentado que ese código no sólo debe ser compartido sino que para tener mejor tecnología es necesario dejar que otros lo re-escriban. Por todo esto, entendemos que todos tenemos un «código fuente cultural», una receta que nos permite proyectarnos e identificarnos con los relatos de otras personas o agentes. Y por eso compartir nuestro código fuente no es más que reconocer que construimos nuestra identidad de forma interdependiente, que no existen los creadores geniales y que haciéndolo nos reconocemos en otros y permitimos que otros se reconozcan en nosotros.

photoshop-vs-gimp-comparison

Pongamos por ejemplo, para aclarar el concepto,    dos conocidos programas  o editores de imágenes digitales : Photoshop y GIMP. El primero es software propietario (por tanto, su  código fuente es inaccesible, privado)  que requiere licencias de pago para su uso y distribución y el otro es software libre y por tanto,   gratuito que se distribuye bajo la Licencia Pública General de GNU o más conocida por su nombre en inglés GNU General Public License (o simplemente sus siglas del inglés GNU GPL)  y es la licencia más ampliamente usada en el mundo del software y garantiza a los usuarios finales (personas, organizaciones, compañías) la libertad de usar, estudiar, compartir (copiar) y modificar el software.

Su propósito no es otro es declarar que el software cubierto por esta licencia es software libre (SL) y protegerlo de intentos de apropiación ( que acabe siendo “porpietario” o de pago)  que restrinjan esas libertades a los usuarios. Esta licencia fue creada originalmente por Richard Stallman, el padre espiritual del SL.

La amplia comunidad internacional  de desarrolladores y encargados de mantener GIMP  se esfuerzan en mantener y desarrollar una aplicación gráfica totalmente gratuita , de alta calidad para la edición y creación de imágenes originales, pero también de permitir  mejoras,  nuevas versiones y utilidades haciendo accesible gran parte de sus líneas de códigos fuentes. Nosotros pedimos   al alumnado trabajar con GIMP por eso mismo, porque no requiere licencias  de pagos ni “pirateos” ilegales. Muchos de nuestros proyectos  educativos se hacen con GIMP, como mostramos hace poco en esta entrada  de la Despensa.

Vale,  hasta ahi queda más o menos claro lo del “código fuente”.  Pero ¿Qué se entiende por Código Fuente Audiovisual? (CFA). Dejamos que nuevamente , desde Embed.at nos lo aclaren, ya que a fin de cuentas, son los “padres” o promotores de la criatura:

En primer lugar y como ya hemos descrito, el «código fuente audiovisual» es una metáfora de cómo entendemos la cultura. En segundo lugar, es un evento: un formato híbrido entre proyección y conferencia. Y un formato que propone un juego: puede ser una proyección comentada, puede ser una proyección-concierto comentada, un ejercicio escénico con proyecciones, etc. Y en dicho evento el objetivo es:

- Cartografiar qué relatos audiovisuales nos representan (en un aspecto en concreto o en general).

- Mostrar ejemplos, referencias y/o citas audiovisuales para ello.

Evidentemente, todos tenemos, no uno, sino muchos códigos fuentes audiovisuales. Tantos como caminos decidamos escoger en función de lo que queramos contar.

En tercer lugar, este «código fuente audiovisual» también puede compartirse digitalmente a través de textos que son acompañados de vídeos.

Palimpsesto, arte urbano

Palimpsesto, arte urbano

En defininiva de lo que se trata  con el CFA  es de bucear en nuestra memoria audiovisual,   tanto personal como colectiva,  de  recuperar y articular con ella  un discurso hecho  con los retazos de todos aquellos productos audiovisuales que hemos ido consumiendo desde que tenemos uso de razón o memoria:   series de televisión, dibujos animados,  películas o programas que se han ido depositando como sedimento cultural en algún rincon de nuestro “disco duro” audiovisual y que con el tiempo ese sedimento ha ido dando forma a estructuras de pensamiento más elaboradas.  Productos que , como aquellos antiguos pergaminos en forma de palimpsestos,   se han ido depositando y filtrando,  remezclando a lo largo de los años hasta conformar un nuevo código híbrido  de muchas fuentes.

En el fondo,  en  la asignatura de Cultura Audiovisual llevamos todos estos años trabajando con  “códigos fuentes de  la memoria audiovisual”,  porque nos da mucho juego para acercar al alumnado  las experiencias audiovisuales contemporáneas como la remezcla o el remix , a las que también le dedicamos esta entrada.  Bien vale la pena hacer un repaso o inmersión  porque sorprender ver cómo esas tareas a lo largo de los años,  y sin saberlo,  estaban bebiendo de las fuentes, de los códigos fuente, mejor dicho. Visto en perspectiva es como un gran palimpsesto de recuerdos audiovisuales.

movil-camuflaje

Empezamos con   la idea del  “paisaje mediático”   la primera tarea que pedimos al alumnado de 1º Bachillerato, donde  a través de la creación de un blog personal  nos debe presentar  algunas referencias ( películas, series, libros, canciones, etc.)  que por alguna razón les hna marcado y recomiendan a sus compañeros/as.  Éste, por ejemplo , es el paisaje mediático de Jose Carlos  y   el  paisaje mediático de Esther  enviados ya este curso  como tareas, o  sea, calentitos.

Ilustración digital de Sergio Bruno (2013/14)

Ilustración digital con GIMP  de Sergio Bruno (2013/14)

Otra  tarea pedida en varias ocasiones    Yo y  el cómic “ o “Planeta Cómic”  ( en este caso vinculada a la memoria de los tebeos y los cómics )  les pedía al alumnado que  hiciesen un repaso a aquellos cómics y series de animación inspirada en  conocidos personajes de la historietas  que marcaron su infancia a traves de un relato  en su blog    reflexionando sobre sus  recuerdos y su relación personal con las historietas y los cómic.  Éstas, por ejemplo,   son las vivencias o las “fuentes” de Patricia, Eduardo,   Sergio Bruno o Verónica.

Cambiando de formato audiovisual,  nos pasamos al mundo de la música a través del videoclip,  uno de los formatos con mas tirón nostálgico y  mediático en  la cultura audiovisual contemporánea y  donde   a través de  esta tarea  se le pedía al alumnado que hiciese  de “jurado”  para una selección  personal de  videoclips que les gustasen especialmente o que le hayan dejado un recuerdo imborrable,  tanto estético como sentimental, por asocialos a unos  momentos  o etapas especiales de sus vidas.  Éstas fueron, por poner dos ejemplos,   las propuestas de CristinaEduardo   o Beatriz .

También sobre el videoclip propusimos tareas donde debía crear sus propios videoclips a base de bucear en las  fuentes  audiovisuales y en los medios de comunicación y siempre como referente, el contexto político social. Esta sorprendente  propuesta audiovisual de Manuel va en esa dirección…cuando vi su  video, simplemente me emocioné…

 

mi videoclip IEDA from Manuel on Vimeo.

También, a  través del  mundo  los videojuegos  ( una de  las  industrias de entretenimineto más  pujantes económicamente) invitamos al alumnado a experimentar  con sus fuentes a través de remezclas de escenas de videojuegos  en la tarea “Cultura Machinima”  acercándolo  de un modo experimental a  un nuevo género, el Machinima,  a medio camino entre los videojuegos,  el remix,  el cine de animación  y el audiovisual convencional donde cientos de usuarios forman una amplia red de  youtubers  y  creadores de historias personales valiéndose  de los  videojuegos.

Pero tal vez la  tarea  que más se le aproxime al concepto del “Código Fuente  Audiovisual” fue este  gran trabajo de Vicente,  uno de nuestros primeros alumnos  del IEDA en Cultura Audiovisual ,  un peculiar videoclip hecho a base de  mcuhos retazos de películas y series que han ido conformando su imaginario e identidad. Y con esto cierro  el post, que espero sea de interés para mis colegas del gremio docente  y audiovisual.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar