Archivo de la etiqueta: Educación Artística

Carta de despedida a mi alumnado de Artes del IEDA

Esta despensa reabre hoy, 5 de septiembre, con un post agridulce. Aunque estas líneas ya no podrá leerlas la mayor parte de mi apreciado alumnado que ha desfilado por mis aulas estos últimos nueve cursos, me resultaba de justicia y me apetecía -aunque solo sea al aire de la blogosfera-   redactar estas letras de despedida que   se me antojan muy pero que muy cuesta arriba hacerlo y encontrar las palabras adecuadas.  En verdad,  esperaba o deseaba que hubiese sido de otra forma y en otras circunstancias.  

Porque este curso que ahora arranca no seguiré en el IEDA y no es  -evidentemente- por voluntad propia sino por los designios de nuestra Consejería de Educación en Andalucía a través de la lotería y el desfile de profesorado que cada nuevo curso propicia el popularmente llamado “Concursillo”, un proceso mediante el cual los funcionarios andaluces con destino definitivo pueden participar en la colocación anual de efectivos y así acceder provisionalmente, solo durante un curso académico, mediante Comisión de Servicios a un puesto de su interés, siempre que cumplan los requisitos establecidos para ello. Ahí lo dejo porque no es lo que ahora me interesa contar y me herviría aún más la sangre hacerlo. 

Como tantos otros colegas con los que he tenido el placer de compartir mi trabajo, también yo considero mi paso por el IEDA como una de las etapas más apasionantes  de mi carrera docente y   también yo debo agradecer haber compartido   y aprendido  de muchos de quienes aún siguen  allí y  de tantos otros/as  que por unas circunstancias  u otras ya no están pero que dejaron su gran impronta  en lo que hoy es o ha llegado a ser el IEDA.   Porque por el IEDA hay  y ha  pasado tanto talento que resultaría abrumador hacer solo  una somera lista de agradecimientos, así que esta despedida también, de corazón, va por ellos/as.

 Coomo la misma imagen que encabeza este post, confiaba en  mi hasta ahora buena estrella pero  no ha sido posible, hasta eso este fatídico coronavirus me la ha apagado o sesgado.  Había trabajado con ahínco este confinamiento  e incluso una vez finalizado el curso  para  tenerlo todo a punto  este nuevo curso  porque tal vez uno de mis –muchos-  defectos  es  mi vocación y excesiva implicación como docente  desde  la gestación  del  proyecto del Bachillerato de Artes   allá por  el 2011 hasta su consolidación actual en la oferta educativa del IEDA,   donde  ha sido todo un lujo ver desfilar por mis aulas un alumnado tan brillante, productivo y creativo , un alumnado que no ha dejado nunca  de sorprenderme por su ilusión  por aprender   y su capacidad de sacrificio para sacar adelante sus estudios en circunstancias, muchas veces adversas.  Si me pudiéses  todos escuchar,  os daría  bien alto infinitas gracias por apostar por la modalidad de artes y por permitirme  haberos ayudado a descubrir un poco más las bondades del arte como forma de aprendizaje, como forma de entender el complejo mundo en que vivimos y como  canalización de sus  emociones,  porque la  emoción  es   -o  debería ser-  el motor  de todo verdadero aprendizaje.    

 Dejo al menos  esa  impronta en cuantos  materiales he  elaborado todos estos años  para cuatro de las asignaturas de nuestro Bachillerato de Artes  y en  la coordinación de  otras dos, materiales educativos de acceso totalmente público y gratuito a través de CREA. Dejo   también  todas aquellas tareas  donde he intentado ser fiel a mi concepto de lo  que debe ser la educación artística en todas sus facetas y que ahora  tendrán, tal vez  otras visiones o perspectivas.  Y también, por supuesto  ahí está  este blog de La Despensa de Leonardo,  que tanta satisfacciones me ha dado como escaparate y espacio virtual para compartir vuestro espectacular trabajo todos estos años, así que lo mantendré abierto mientras pueda para que dicho trabajo sea reconocido y valorado como se merece.

Me despido  haciendo   un ruego  especial  y  sincero a quien me quiera escuchar desde aquí para que, si estuviera en sus funciones o posibilidades desde su rango laboral, haga una apuesta seria y sin concesiones  por el IEDA,   haciendo  valer  con sobrados argumentos  ante quienes    manejan nuestros designios desde  la Consejería     la  necesidad  y peculiaridad  de estas  enseñanzas permanentes para adultos en el marco de las segundas oportunidades   como  servicio público de calidad en Andalucía  y referente  de la  enseñanzas   a distancia  en toda  España,  incluso  también fuera de ella, según me consta y más en estos tiempos en que se han puesto en valos las enseñanzas a distancia.   Muy posiblemente  porque –  digo tal vez de nuevo- por mucho que a veces en los medios se intente hacer ver o creer lo contrario-  nuestra Consejería en sus distintas corporaciones NO se ha preocupado gran cosa de conocer a  fondo ni de fomentar esta modalidad de enseñanza y el  ingente  y especializado trabajo que   se realiza a diario en la educación permanente de adultos en Andalucía. 

Rogaría   a esta Consejería que también  hiciese lo imposible por  mimar la continuidad  de  su plantilla  y  su proyecto pedagógico  y así  poder consolidar  dicho  proyecto  más  a largo plazo que el ir cada nuevo curso   formando a marchas forzadas a un tercio de su plantilla recién incorporada que en la mayoria de los casos, adolece de experiencia en materia de e-learning.   Porque el IEDA es la  feliz  suma  de muchas voluntades y talentos   que han acumulado una dilatada experiencia de años  y de un aprendizaje brutal  del que todos y todas nos hemos beneficiado  llevándonos un bagaje de experiencias   difícilmente adquiridas  en otros contextos educativos.  No dudo que quienes vengan o nos releven   aporten  sangre  fresca  y  tal vez  nuevas  y mejores  ideas.   Así debería ser,  en mi modesta opinión.   Avanzar en positivo, siempre.
Afronto,  con todo,  mi nuevo  destino con  la ilusión de quien  tiene que  reinventase de nuevo,  como cuando llegué aquí procedente de un centro de Compensatoria del estigmatizao barrio de las Tres Mil Viviendas de Sevilla que era como venir de otro planeta o escenario radicalmente opuesto,  aunque hubiese deseado  que, como  decía al principio,  mi vuelta a las aula presenciales    fuese en otras circunstancias  bien  distintas a las actuales,  con tantos miedos, crispaciones  e incertidumbres marcadas por la irrupción en nuestras vidas del susodicho coronavirus.

Así que me despido ya,   aunque  en muchos casos  sea virtualmente  a través de este blog querido y sin ese deseado abrazo a  pelo  y sin mascarillas  a tantos y tanto alumnos y alumnas y de forma especial, a tanta gente amiga del  alma  que voy a añorar lo que no está escrito pero que espero seguir cultivando su amistad y aprecio   por otros lares  .  Me gustaría creer  que es  un “hasta  pronto”   pero tal cual están las cosas,  lo veo poco más que una quimera.    

A todos y todas, viejo y nuevo alumnado y profesorado, os deseo lo mejor este nuevo curso, una buena estrella y  larga vida al IEDA.

Manu  (el de Dibujo)

¿En qué se parecen los sueños a las ventanas?

¿En qué se parecen los sueños a las ventanas? from Mary Poppins on Vimeo.

#salgamosadelanteconarte  Repasando recursos sobre el Stop Motion en mi blog me he topado con “¿En qué se parecen los sueños a las ventanas?” pequeña y emotiva animación escolar de factura  casera que me ha sugerido un sinfin de posibilidades a explotar con los/las más peques de la casa y sus familias para sacar partido a las sensaciones y emociones vividas durante este ya largo confinamiento, siendo esas ventanas de nuestras casas una invitación a soñar mundos , a cavar en ellas “túneles con la imaginación” como cuenta la narradora del vídeo.

Palabras con alas from Mary Poppins on Vimeo.

El enfoque, el que se le quiera dar, bien como relato, en plan audiovisual grabando un pequeño cuento  con recortes y dibujos en stop motion o simplemente,  plástico con los materiales tradicionales de dibujo, papel y colores. La ventanas nunca mienten, te dicen si es de día o es de noche …Y digo esto porque lo mismo nos estamos equivocando castigando aún más a los más pequeños con una avalancha de insufribles deberes ( en no pocas ocasiones puestos sin mucho criterio, de prisa y corriendo) y no aprovechamos lo más valioso:  el potencial creativo y emocional que esta situación puede propiciar.

Numero 18

Número 18: “¡¡ Me abuuuurro” Acuarela y plumilla /papel 21,5 x 27,9 cm

 Dibujo de la Serie El mundo al revés. El mundo al revés. Día 19
Día 19. Dibujos confinados en cuarentena

 Cada vez más a menudo necesitamos afrontar situaciones nuevas, retos a los que no estamos acostumbrados, o para los que las viejas soluciones ya no nos son válidas y no sabemos; nos quedamos atascados, parados por la propia situación, dando vueltas a las ideas sin encontrar salida. Y en estos casos y en tantos otros,  la expresión  y actividad artística   en sus muchas  ramificaciones  es  una valiosa ayuda  para  ser creativos/as  y  mirar hacia adelante .

 

Bicicletas o el dibujo como experiencia y conocimiento

disfrutar-del-sol-con-proteccion

En  estos revueltos  tiempos en que vemos cómo muchas  materias vinculadas a la experiencia artística son relegadas al rincón más oscuro de los currículos educativos o  a segundos y terceros planos de los focos de interés  en el devenir de las distintas leyes educativas,  viene  bien hablar  desde esta humilde Despensa de experiencias de aula   como las  que quiero hoy  compartir,  como forma de reivindicar el dibujo,   un oficio que es  más que un oficio  pues es  -como solía  decir el artista conceptual Bruce Nauman  una forma de pensamiento, un sistema de expresión paralelo al código lingüístico -tan omnipresente y sobrevalorado  en todo el sistema educativo-  y que, como ese mismo código,  no es  -solo-  un arte en sí mismo  o un estado de preparación artística,  sino una herramienta intelectual  lista para ser tratada de acuerdo a una gramática  para comunicar y darle soporte a contenidos estéticos, conceptuales, plásticos y proyectuales antes, ahora y siempre.

nino-dibuja-pared-p

Niño pintando en una pared

El dibujo es una actividad que está en la base  de casi todas las actividades humanas, casi desde que empezamos a tener algo de conciencia y utensilios para dibujar. La imagen que nos representamos del mundo es un dibujo que mentalmente nos hacemos de él para ordenarlo, para ponerle cotas y entenderlo.  La escritura misma está hecha con letras que son dibujos sobre los soportes que se nos antojen. Los signos convencionales con los que a diario convivimos en computadoras, señales de tráfico, medios de comunicación y afines, son también dibujos.  También la populares apps   y emoticonos que llenan las pantallas de los móviles son dibujos. Ni hablar de los proyectos de diseño industrial,  arquitectónico o de modas. En todos ellos vive ese acto voluntario de definición y unión de puntos en el espacio que es el dibujo.

Por todo lo dicho,  al menos a mi,  me  resulta difícil aceptar esa tendencia terca de ciertos estamentos educativos y culturales  que desdeña la expresión dibujada, convirtiéndola en un arte mudo y servil próximo a la “manualidad”,  cuando, paradójicamente, nunca como hoy la humanidad había vivido una época en la que existiera un delirio más frenético por las imágenes que se proyectan desde el dibujo con los recursos del dibujo.

Quizás lo que no ven  nuestros  ciegos legisladores educativos  —con todo y sus ojos ahítos de imágenes— es que los medios con los que tradicionalmente pinchamos y retamos nuestra imaginación, han ampliado su repertorio de trucos y requiebros hasta crear un imaginario complejo que reclama toda nuestra atención para ser descifrado. Hoy el  dibujo no es solo el resultado del modesto lápiz  que deja su huella sobre un  papel;  es también el mouse de la computadora,  es la tableta digital  o la traza que deja el dedo de un niño  sobre la arena;  es también la mirada que escoge lo que quiere ver,  la mente que recuerda y que le da a los objetos reales e   “imaginados” un paradigma de contenidos, de relaciones y medidas.

GarbineLarralde3

Ilustración de Garbiñe Larralde

El dibujo, no nos olvidemos ni lo olviden nuestros legisladores educativos, es  también un sistema efectivo de aprendizaje a través de  la filosofía del  Visual Thinking  o Pensamiento Visual que afortunadamente está ganando cada vez más adeptos en las aulas como metodología de aprendizaje como ya comentara en una anterior publicación de este blog  No me cuentes histórias,  dibújamelas . En palabras de Garbiñe Larralde,  experta en Visual Thinking: “El pensamiento visual supone la comprensión de una información mediante la visualización estructurada de sus partes”.

Poca gente conoce la verdadera naturaleza del placer que significa dibujar. Muchos creen que ese gusto radica en el gesto anatómico, en el movimiento  de la mano, en el dominio de una técnica o en el uso de determinados materiales.  El placer que genera el dibujo no reside allí;  reside en la posibilidad cierta de objetivar ideas sin pasar por el tamiz del lenguaje, como mi alumno Pablo mismamente comentaba tras participar en  la experiencia que quiero relatar:

Concluyo afirmando la gran importancia y valor que tenemos sobre el dibujo desde pequeños como herramienta para expresar ideas de forma visual y en todos los ámbitos de nuestra vida y destacando la mejoría en habilidades técnicas y artísticas de las personas a medida que crecen así como su nivel de comprensión y expresión.

b5ec4477b39dc7e070ef480fc83037fa

Trabajo de aula , participante de 48 años (curso 2019/20)

Y de eso va la experiencia que quiero relatar recogida en distintas tareas   a lo largo de estos años al inicio de curso  en la asignatura de Dibujo Artístico  en la educación para adultos y que también proponía a mis alumnos de secundaria  en la enseñanza presencial y que consiste en enfrentar al alumnado con la experiencia genuina del dibujo como fuente de conocimiento y memoria.  En este caso concreto  pedía  a mis alumnos que realizasen un experimento en su entorno familiar y un ejercicio preliminar, a partir de los  cuales poder  reflexionar sobre la función y utilidad del dibujo en nuestra cultura.

d55b07c275bb9fde234e9051a6cb37fe

Trabajo de aula, curso 2019/20

El experimento de la bicicleta

El experimento consistía en lo siguiente: pedir a mi  alumnado   que elija a  3 personas de distintas edades de  su familia o entorno cercano ( un/a niño/a entre 3 -12 años, un/a adolescente  de 12 a 18 y un adulto de 18  años en adelante)  que, sin  previo aviso,   dibuje a lápiz en un folio y de memoria una bicicleta,  de la forma más descriptiva o realista posible.  La bicicleta que tuvieran  en ese momento en su mente (de paseo, de carreras, de montaña, como prefieran). Se le da a cada una de estas personas un tiempo aproximado de unos 15-20 minutos. Para este experimento es fundamental el factor sorpresa. No deben saber qué van a dibujar hasta que tengan el folio delante y no deben ver cerca ninguna bicicleta real ni fotografías ni otros dibujos, han de recurrir única y exclusivamente a la imagen mental o al recuerdo que tengan de una bicicleta.

c1ab970e464b1a3d22c6b7e318156af4

Dibujo de un participante de 34 años (Curso 2018/19)

Tras el experimento el alumnado  recopila  los dibujos  de los participantes  y les pone o en un borde la fecha  y la edad .  Se le pide que los mire  detenidamente y comente  en  su ficha de trabajo   aspectos tales como :
a)  qué similitudes y diferencias ve en ellos y qué aspectos le llaman más la atención

b) que nos diga qué  comentaban  esas personas mientras dibujaban y qué les pareció  el dibujo de su bicicleta al terminar

c) valoración en conjunto del  experimento y reflexión acerca de la importancia del dibujo enlas distintas etapas de nuestra vida.

También se le pide  que ellos/as mismos/as realicen , si se animan,   el experimento .  Aunque compartiré  ahora  post  algunos de dichos “experimentos” en este tablero de Pinterest se han recopilado los que he podido estos últimos años. Muchas de las reflexiones no tiene desperdicio,  como botón de muestra dejo algunos fragmentos extraídos de sus fichas.

bicicleta 1

Yanina. Trabajo de aula Curso 2019/20

Reflexiones de Luis Alberto ( curso 2019/20):

Primero empecé con mi hija pequeña de 4 añitos. Su idea de bicicleta es sin pedales ya que ha usado el recuerdo de su bicicleta real que no tiene pedales etc. solo para posar los pies. Me ha sorprendido que dibujara los radios de las ruedas. Ella es poco habladora pero me miraba buscando mi aprobación de que eso se acercaba a lo que yo veo como una bicicleta. En su caso se ha acercado mucho al dibujo de su hermano.

Segundo, mi hijo de 7 años. En este caso ya utiliza más líneas se vuelve más complejo el dibujo, con más nivel de detalles. Ha dibujado los pedales, la cadena, timbre. Él me ha ido contando lo que dibujaba en cada momento y alguna que otra historia de caídas etc.

Los dos ejemplos siguientes son de adultos y me ha llamado mucho la atención el parecido con los dibujos de mis niños. El mismo dibujo esquemático. A ellos les ha dado más vergüenza este ejercicio, no paraban de repetir que dibujaban muy mal. En el caso de los niños no hay esta preocupación por el que dirán o si está mejor o peor.

En el caso de mis hijos me ha ayudado a ver sus inquietudes y opiniones respecto al tiempo libre y como viven sus experiencias.

Reflexiones de Antonio   (curso 2019/20):

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este ejercicio lo planteé a varios miembros de mi familia.
Así el de Sofía de 4 años, estuvo muy contenta y habladora todo el rato que estaba realizando el dibujo… se pasó del tiempo e intente quitárselo y me decía que no lo había terminado, que tenía que colorear el cielo y el campo. Se ve que son Trazo irregulares, rellenes de color, que utiliza indistintamente, salvo el cielo azul y el campo verde, si bien el sol es verde y las ruedas de la bicicleta cada una de un color. No podía faltar poner su nombre y varios corazones.
La bicicleta de Isabel, de 18 años, utiliza un rotulador fino lo que hace que el trazo este bien definido, y en conjunto es muy simple; solamente utiliza un color.
La bicicleta de Mary ( 45 años) , utiliza un rotulador fino para los trazos si bien estos tiene más consistencia, utiliza varios colores, conjuntados (así los guardabarros son ambos del mismo color); ella coloca elementos accesorios como las luces delanteras y traseras, añadiendo unos pequeños trazos imitando a la luz que desprenden los faros, así como un timbre; en conjunto guarda una buena proporción la bicicleta.
Los dibujos que realizaron no dejan de ser un recuerdo, de una idea de bicicleta que estas personas tiene en su cerebro; las dos mayores se centran exclusivamente en el bicicleta y la más pequeña la sitúa en el espacio, dibuja un campo, el sol y el cielo.

Reflexión de César ( curso 2017/18):

Me ha resultado un ejercicio curioso, jamás le había pedido a nadie que me dibujara una bicicleta y el resultado ha sido interesante, observar el rostro de cada una de las personas concentradas en el dibujo, e independientemente de la edad yo creo que esas tres personas tenían algo en común en esos momentos, la ilusión de visualizar esa bicicleta en su mente y en el caso de los mayores volver a sentir que son niños, ha sido una bonita experiencia. No he encontrado ninguna dificultad, por el contrario he disfrutado con el experimento.

Veo algunas similitudes sobre todo entre el dibujo de la niña y el del adolescente, supongo que por la poca diferencia de edad que existe entre ambos, de ahí a que la bicicleta que han dibujado tenga un aspecto más moderno que el de la bicicleta dibujada por la persona mayor. Me llamó la atención la rapidez con la que las dos personas más jóvenes dibujaron sus bicicletas, como si lo estuvieran acostumbrados a hacerlo, o tal vez porque ya tuvieran la imagen muy bien instalada en su mente, en cambio la mujer adulta se llevó bastante más tiempo para poder tirar de sus recuerdos y plasmar la bicicleta en el papel, de hecho no quedó muy realista pero se esforzó bastante en hacerlo.

Niña de 6 años : En éste caso era una niña muy pequeña asi que comentarme me comentó poco, pero estuve observándola detenidamente y desde luego su cara reflejaba pura ilusión mientras dibujaba su bicicleta. Cuando terminó le pregunté si esa bicicleta era la que le gustaría tener y no dudó ni un segundo en gritar un gran si, estaba muy contenta con su dibujo.

Jóven de 16 años : Éste chico tenía una bicicleta similar a la que dibujó, la tenía muy memorizada. Me comentaba algunas de sus aventuras sobre su bicicleta mientras la dibujaba, algún que otro accidente con ella pero se le notaba feliz durante todo el proceso del dibujo y cuando me hablaba de ella lo hacía sonriendo, sin dudas vivió buenos momentos con su bicicleta hasta que al parecer se la robaron. Cuando terminó su dibujo me comentó que se parecía bastante a la que tuvo, incluso puso un gesto de sorpresa al observar el dibujo ya terminado.

Adulto de 39 años : En éste caso la mujer que me hizo el dibujo tiene unas cualidades algo reducidas para dibujar y casi parece el dibujo de un niño pero disfruté con ella especialmente, éste experimento le transportó por unos minutos a su infancia, cuando tenía su bicicleta y la usaba con sus amigas. Tuvo que esforzarse bastante para poder pasar la imagen de su mente al papel, como mencioné antes no se le da demasiado bien el dibujo, me comentaba las cuestas que bajaba a gran velocidad sin miedo a caerse, las veces que iba a comprar o a hacer recados en su bicicleta, noté que le invadió una fuerte nostalgia. Al terminar su dibujo lo observó y no le gustó mucho, prácticamente se avergonzó de lo mal que le salió según ella, pero si pensó que tenía similitud con la bicicleta que ella tuvo en su niñez.

Reflexiones de Marta   (curso 2019/20):

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A) Pues no fue complicado, los hicieron los dos niños que cuido:  uno tiene 8 años y otro  14 y  también, un chico de 25. Al pequeño no le gusta dibujar mucho pero desde que me ve quiere hacer lo mismo que yo y me hace  gracia porque se nota que soy el espejo donde se refleja.
B) La imaginación del pequeño de como dibuja la bici como si ésta volara y la imaginación de el de veinticinco que la hizo de frente y eso me sorprendió.
C) El de catorce años no contaba mucho porque es un niño muy callado, en cambio el de ocho no paraba de hablar: me decía que su amigo Abraham le había enseñado a montar en bici y que hacia tanto tiempo que no veía una,  que se le iba a inventar (en esos momento me doy cuenta de que tengo un trabajo muy bonito y que aunque la paciencia no es lo mio me encanta estar con él);  el de veinticinco cuando le expliqué lo que tenía que hacer me dijo que estaba esperando este momento,  que hace años vio como dibujar una bici de manera fácil y estaba deseando que alguien le pidiera que dibujara una bici, me reí mucho porque es mi novio y me hizo mucha gracia la cara de ilusión que puso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Reflexiones de Lucas (curso 2018/19):

Mediante este experimento he podido ver la idea de bicicleta que tiene cada uno de los jóvenes que han participado en mi experimento. Los dos más jóvenes  (9 y 12  años) más que intentar hacerla perfecta, simplemente se divertían mientras la realizaban, mientras que el mayor ( 19 años)  no le ha gustado como ha salido, ya que, dicho por él mismo, el dibujo no se le da bien y que al no tener bicicleta ni habiéndola visto en mucho tiempo,  hay detalles que no ha sabido resaltar. En mi opinión, no depende de cuantas veces las veas en casa o en la calle, si no las veces que te paras a observar  realmente todos y cada uno de sus detalles.  Al igual que la tarea del croquis, hay cosas con las que convives, pero que cuando llega el momento de usarlas,  al no haberte detenido a observarlo con detenimiento, no te percatas de que están o cómo son. 

Dibujar de memoria  un croquis del plano de mi casa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El otro ejercicio o reto  inicial del curso  consistía simplemente   en que el alumnado debía  dibujar de memoria un croquis a mano alzada de la planta de la casa  o piso familiar ,  similar a los planos de los arquitectos.  Podía  hacerlo directamente  de memoria o primeramente, hacer un recorrido visual por su casa y luego intentar plasmar dicho espacio real mediante un plano dibujado a lápiz a modo de croquis.  Lo que se  pretende  es que utilice  el dibujo para representar mediante una serie de convencionalismos gráficos (líneas, símbolos, etc.) una idea compleja y difícil de visualizar directamente como puede ser el espacio que habita, su propia casa. Se hará  igualmente a lápiz en un folio o formato A4. Este ejercicio le ayudará a “pensar y representar  el espacio” mientras dibuja.
Independientemente de la mayor o menor calidad gráfica de  dichos dibujos ( ver Portfolio) ,  lo realmente interesante es el proceso de síntesis e interpretación del espacio  asi como  las reflexiones posteriores a dicho ejercicio, de las que rescato algunas de ellas que evidencian a las claras las bondades del dibujo como herramienta de pensamiento

554479d729da8a3534fcf3b6a7cdc906

Croquis de Lucas ( Curso 2018/19)

Este ejercicio lo he realizado a mano alzada y la primera dificultad que me he encontrado es mantener las proporciones y tamaños con respecto a la realidad. Hubiera estado borrando y re-dibujando a cada momento, pero quería ver el resultado final. Claramente hay errores pero me ha ayudado a tomar conciencia del espacio y a rescatar mentalmente una imagen y plasmarla en el papel, esa sensación ha sido muy buena

  • Luis Alberto B.

Este ejercicio lo realicé de memoria, no tuve que ver con anterioridad el domicilio, ya que lo conocía. En las distintas casas que he vivido,  las he recorrido primeramente con luz y posteriormente a oscuras, al objeto de poder salir de la misma en caso de incendio u otra emergencia; es una cualidad de nuestro cerebro la orientación espacial.  Me ha parecido interesante, esta orientación espacial, la utilizo en ocasiones en el trabajo.

  • Antonio Atocha

No encontré dificultad alguna pues llevo viviendo en la misma casa unos 27 años, la tengo más que visualizada, pero eso sí, nunca había hecho un croquis de ella que yo recuerde, fue interesante pensar en cada rincón sin tenerlo delante y poder dibujarlo tal cuál sin ningún problema, eso me llevó a hacer el dibujo con mucha seguridad y esa sensación me gustó, ojalá pudiera dibujarlo todo con esa misma sensación.

Siempre me ha resultado muy interesante el tema de dibujar croquis que muestran casas, edificios o lugares, sin dudas es algo de mucha utilidad a la hora de construir y diseñar cualquiera de estos. No he experimentado hasta ahora como sería hacer uno y bueno para mí fue fácil por lo que comenté anteriormente, mi casa es la misma desde siempre, pero entiendo que cuando se trata de hacer un croquis para un edificio grande que no conoces en profundidad, no debe ser demasiado fácil. Una vez más cabe destacar los múltiples usos del dibujo, la gran ayuda que nos brinda y las diferentes técnicas que existen para su ejecución.

  • César G

Y  cierro este intenso “viaje en bicicleta” por los mundos del dibujo con un dibujo  y una  maravillosa cita del gran e influyente  maestro (dicen que es el precursor del “manga”)  de la estampa japonesa Hokusai que dejó  escrito entre sus miles de dibujos y estampas litográficas,   esto:

A la edad de cinco años tenía la manía de hacer trazos de las cosas. A la edad de 50, había producido un gran número de dibujos. Con todo, ninguno tuvo un verdadero mérito hasta la edad de 70. A los 73, finalmente, aprendí algo sobre la verdadera forma de las cosas, pájaros, animales, insectos, peces, hierbas o árboles. Por lo tanto, a la edad de 80 habré hecho un cierto progreso. A los 90 habré penetrado el significado más profundo del mundo. A los 100 habré llegado finalmente a un nivel excepcional. Y a los 110, cada punto y cada línea de mis dibujos poseerán vida propia”.

Hokusai,  modesto, dice ser -siendo un consumado maestro del dibujo- un eterno aprendiz, y en sus últimos años se describe a sí mismo como un “viejo loco por el dibujo, al que le falta mucho por aprender sobre la representación del mundo”. Curiosamente muere a los 89 años. Grande,  el maestro Hokusai.

5b-2

 

NaturARTmente, una nueva muestra colectiva del equipo EnModoArte

 GRUPOenModoarte (2)

El colectivo  EnModoArte   está formado por un grupo  de docentes  (entre los que me incluyo, por suerte )  de  la especialidad de Dibujo de   distintos  centros de  secundaria de  Sevilla  y provincia  que desde 2015  trabaja en colaboración para desarrollar proyectos artísticos conjuntos  con su  alumnado en sus aulas,  con especial interés en trabajar  sobre  distintas problemáticas  de índole social y mediambiental,   utilizando la expresión artística  como herramienta básica de trabajo y reflexión . Empezó siendo un grupo de trabajo pero ha seguido realizando proyectos cada curso ya como quien dice…por amor al arte. Y se han ido sumando más  colegas y más centros.

Actualmente  el colectivo EnModoArte  este curso 2017/18  está formado por profesorado y   alumnado de los siguientes  diez centros educativos de Sevilla y provincia:  Mayalen Piqueras &  Lola Ruiz  (IES Heliche, Olivares), Carmen Prieto (IES Macarena), Rocío Salvador (IES Híspalis), Marita Hernández  (IES  Luca de Tena),  Magdalena Villalba (IES Félix Rodriguez de la Fuente), Lola Mena (IES  San Isidoro) ,  Angustias Chía & Ana Cerrato (ES Ramón del Valle-Inclán),  Azucena Ruíz & Olga Téllez (IES  Pepe Ruíz Vela, Villaverde del Río), Nanen García-Contreras & Mario Moya (IES Julio Verne)  y Rosa de Trías &  David  Romero Moreno  (IES Ramón  Carande) y un servidor,  Manuel Pérez Báñez,    del Instituto de Enseñanzas a Distancia de Andalucía.

cartel_emboscados

Los  dos  proyectos  ejecutados  hasta  ahora  por el colectivo como son el ya referenciado en varias ocasiones en esta Despensa   El Museo Imaginario de las 5 pieles” ( 2015-2016)   y  Emboscados”   (2016-2017)  que  han  estado centrados en  artistas  como el austriaco  Hundertwasser   o El Bosco,   que han sido tomados como referente y  punto de partida    interdisciplinar    para el diseño y ejecución de las distintas   propuestas  expositivas. En este vídeo que presentamos en  un reciente Congreso de Educación Artística en Badajoz  contábamos  cuáles eran nuestros referentes y motivaciones a la hora de emprender nuestro pirmer proyecto como colectivo  inspirado, como antes he indicado,   en el artista austriaco Hudertwasser y su ideario  estético  y ecológico de las “cinco pieles”.

VÍDEO “EL Museo Imaginario de las 5 Pieles” from Manuel Pérez Báñez on Vimeo.

Nuestro foco es intentar siempre  ejecutar proyectos  dentro de los  márgenes de lo que se viene a llamar “Arte sostenible”,  en el sentido  que pretende la inclusión en las obras que lo conforman, de aspectos relativos a la ecología de los materiales en cuanto fomentamos el  uso preferente de materias  primas y objetos  naturales o procedentes del reciclaje en nuestros entornos urbanos.

Propuestas  que tienen en consideración el impacto que la obra va a crear en su contexto educativo  y social,  por lo que muchos de sus proyectos se realizan  “in situ”, en  el propio entorno físico de los centros docentes , aunque uno de nuestros   objetivos centrales  como  colectivo es también visibilizar la importancia educativa  y social de la educación artística   sacando  fuera del aula y de los  propios centros  educativos algunos de estos proyectos en forma de muestras  colectivas como  la que presentamos en este Centro Cívico de Las Sirenas , así como implicar al alumnado en la exhibición pública de sus trabajos, siendo partícipes igualmente de su diseño y montaje expositivo. Sin su ayuda  no hubiera sido posible semejante despliegue expositivo.

 

NaturARTmente ,  el proyecto sobre  el que  hemos  trabajado durante este curso 2017/18  es una evolución lógica de la filosofía social y ecológica  en torno al reciclaje, el entorno social  y el medio ambiente que ha  marcado los dos anteriores proyectos. Dos han sido  las  ideas  motrices  sobre las que hemos   armado  el nuevo proyecto expositivo  durante este curso:  los nidos y   los atrapasueños.  Una de las integrantes del grupo, del ES Ramón del Valle-Inclán  de Sevilla,   ha publicado este magnífico reportaje de la exposición en su blog. 

En este videoreportaje también puede hacerse un amplio  recorrido por el trabajo y el día a día en el aula así como un avance de  gran parte  de los proyectos realizados  y un recordatorio final  de los anteriores proyectos del grupo EnModoArte.

La razón de tomar como referentes los nidos y los atrapasueños  tiene  evidentemente su porqué.

En biología un nido es es un lugar con características de refugio y usado por muchos animales para procrearse, especialmente en los primeros momentos tras su nacimiento. Generalmente, el nido es el espacio escogido por los animales ovíparos. Las aves, los reptiles, los insectos, los peces y anfibios pertenecen a este grupo y por caso se procrean de esta manera, pero sin duda son las aves  las que han elevado la construcción de nidos a una mayor sofisticación y sin duda, a la categoría de arte.


DSCF1617

DSCF1533

DSCF1608.JPG

Un “nido” por tanto, vamos a entenderlo conceptualmente como un hábitat imaginado o soñado , un espacio donde la “ética del cuidado” se desarrolla. Las aves adultas cuidan de sus crías incapaces de valerse por sí mismas. El crecimiento y desarrollo dependen completamente de esto. El lugar para vivir, el lugar para alimentarse y el lugar para aprender, son la clave para el crecimiento y para la continuidad de la especie. Los nidos de los pájaros cuelgan del cielo, gracias a sus habilidades para volar. En caso del humano, la idea del nido como espacio habitable tanto íntimo como colectivo y donde los sueños y los deseos pueden buscar refugio y amparo.

DSCF1603

Los atrapasueños son la otra fuente de referencia para este proyecto de los que vamos a tomar más el concepto que su propia materialidad física de aros con abalorios colgantes de cuentas y plumas. Los atrapasueños son instrumentos de poder de la medicina chamánica, cuyo origen se remonta a las tribus indias americanas. Su aro, fabricado tradicionalmente por madera de sauce, representa la rueda de la vida, la malla o la red son los sueños, anhelos e ilusiones que tejemos en el tiempo de los sueños y en el movimiento que generamos con nuestras actividades cotidianas.

DSCF1579

Básicamente, los atrapasueños son amuletos que  ayudan a mantener con nosotros las buenas ideas y los sueños agradables y ésa es la idea que de forma creativa queremos llevar a la práctica llevándola al terreno de la experimentación artística.

Aparte de nidos y atrapasueños, hemos “atrapado” también arte téxtil (trajes, sombreros, etc), cajas objetos,  dibujos, móviles, paisajes sonoros, libros de artistas y un sinfin de pequeñas producciones que  s ehan hibridado formando constelaciones colgantes como las más de cien piezas que penden en el patio central del Centro Cívico

DSCF1615.JPG

Hay un proyecto especial   e “interactivo” que hemos titulado “La Casa de las Sirenas. 20 años atrapando sueños”  porque este 2018 se cumplen además 20 años de la rehabilitación y reapertura de la Casa de las Sirenas como Centro Cívico para la ciudadanía de Sevilla en la Alameda de Hércules.
El grupo EnModoArte quiere conmemorar y simbolizar dicha efeméride con una instalación participativa que “atrapa” en su red  muchas de las actividades culturales  iniciativas emprendidas en estos 20 años de actividad y servicio a la ciudadanía. También pretende reflejar el espíritu igualmente participativo que promueven y tienen como filosofía los centros cívicos incentivando a lso ciudadanos a dejar sus deseos y sueños  de forma “poética” introduciéndolos  mediante notitas de colores  en una serie de  capullos de seda natural que cuelgan de la instalación.

El Bachillerato de Artes en el IEDA

Es hora de reabrir las puertas de esta Despensa tras el parón  vacacional para dar la bienvenida al nuevo curso  que estos días arranca.  También en estos días los distintos centros educativos andaluces  entran en su tradicional fase administrativa de matriculaciones tras los exámenes y pruebas de septiembre.

En el IEDA  (Instituto de Enseñanzas a Distancia de Andalucía)   está disponible su oferta  educativa  para el curso 2017/18  y toda la info y normativa relativa  a nuestras  enseñanzas a distancia para adultos en su reciente remodelada página web.  En este spot promocional alumnos/as  y profesorado de las distintas enseñanzas (EOI,  ESA, Bachillerato y  FP) cuentan su experiencia personal en el IEDA.


Por  la parte que nos incumbe, el Bachillerato de Artes Plásticas (el de Artes Escénicas  no se oferta en Adultos) en la modalidad a distancia , me gustaría -como Jefe de Departamento de mi especialidad,  Dibujo- hacer algunas reflexiones, pues no son pocas las dudas y confusiones  que genera esta modalidad de enseñanzas y la engañosa imagen que con frecuencia se da u ofrece de las enseñanzas artísticas.

Las nuevas tecnologías se han aliado con las artes de forma natural, como también lo han hecho en otras facetas de nuestra vida: en las comunicaciones, en la salud, en las ciencias, etc.  Artistas y mercados han aprendido a desenvolverse con ellas. Las herramientas y los nuevos formatos digitales condicionan nuevas formas  creativas  y nuevos canales donde  difundir contenidos artísticos que a su vez,  generan nuevas formas, hábitos y espacios que nos hacen plantear también nuevos enfoques en la educación artística para  el siglo XXI.

escritorio_photoshopMaqueta analógica del escritorio del popular editor digital  PhotoShop

 

En este panorama en permanente evolución y cuestionamiento de conceptos  y principios en materia artística y educativa , de por sí es complicado integrar estos procesos en las aulas tradicionales pero lo es más aún en las aulas virtuales.  Por ello es importante ver de dónde venimos para saber hacia dónde vamos y así valorar con perspectiva el trabajo que desarrollamos actualmente en las distintas materias  en esta pionera modalidad de educación artística a distancia, pues Andalucía es la única comunidad  autónoma que la oferta integramente online y con  materiales de elaboración propia  adaptados a las peculiaridades de  esta modalidad, disponibles en abierto además en CREA (Contenidos y recursos educativos de Andalucía) , a toda la comunidad educativa ,  una apuesta sin precedentes por los contenidos abiertos y el software libre. Mismamente desde este blog, a través de  las pestañas de la cabecera, se  puede acceder a más información sobre las distintas materias que ofertamos  en la modalidad del Bachillerato de Artes.

curso-fotografia-digital-online-photoshop_1

Las herramientas digitales, imprescindibles en  distintos ámbitos de la formación artística

Decir que somos un centro que apuesta  por la innovación pedagógica  y  la formación permanente,   que estamos  actualmente en fase de experimentación  y renovación con  propuestas de nuevos modelos pedagógicos más abiertos  y flexibles si cabe, acordes con las  demandas de las nuevas tipologías de estudiantes,  que cada vez más,  optan por formarse en  esta modalidad de enseñanzas, que esperemos nuestra Consejería  apueste un poco más por ella.  La siguiente presentación, relizada para SIMO Educación hace un par de años,   da algunas claves para entender nuestro modelo pedagógico basado en la tarea y en el “aprender haciendo”, así como abundantes ejemplos de nuestros contenidos, materiales,  metodologías,  tareas y recursos educativos en algunas de nuestras  materias de Artes.

Ver a pantalla completa

Decir,  de paso,   que con la cuestionada  LOMCE,  el Bachillerato de Artes tanto en 1º como en 2º,   sufre importantes modificaciones en cuanto a los itinerarios ,  optativas,    nuevos curriculos y  nuevas materias.   Muchas voces críticas se han alzado contra lo que se considera un sinsentido pedagógico por lo mal paradas que salen nuestras materias en general.  El  artículo  de Sofía Pérez Mendoza publicado  tiempo atrás en la prensa digital    ELdiario.es  titulado significativamente  La LOMCE permite terminar Bachillerato de Artes sin cursar ni una hora de dibujo  puede dar  una  idea de este desbarajuste.  Aún así  y a pesar de todo  (incluida esa etiqueta absolutamente falsa de que la nuestra es una modalidad de Bachillerato con pocas salidas profesionales o académicas como puede comprobarse en esta infografía que muestra las multiples opciones profesionales tras cursar Bellas Artes)   hay muchas,  muchísimas razones para estudiar ahora en una Bachillerato de Artes , en esta otra entrada de  la Despensa dábamos algunas de ellas:  ¿Por qué estudiar en un Bachillerato de Artes? 

Lo dicho, si estás empadronado/a en Andalucía,  eres mayor de 18 años, te interesa el mundo de las artes visuales  y la cultura audiovisual  en general ,  tienes la Secundaria Obligatoria y estás trabajando o por alguna circunstancia personal no puedes desplazarte a un centro presencial que imparta  estas enseñanzas,  puedes estudiar el Bachillerato de Artes a Distancia  en el IEDA y nosotros estaremos encantados de poder ayudarte en ese empeño.

Buen curso  2017-2018 a todos y todas.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar