Tributo a Serguéi Eisenstein

sergei-eisensteins-120th-birthday-5380775741489152-law

El doodle de hoy  de Google está dedicado al 120 aniversario del nacimiento de cineasta ruso Serguéi Eisenstein.

Y  si lo traemos aquí es porque Serguéi Eisenstein ocupa un lugar de honor en la historia del cine por su audacia narrativa y sus innovadores montajes.

1516542164709

El director ruso fue un pionero en el uso del montaje para transmitir emociones a los espectadores, con unas técnicas de gran influencia en muchos reconocidos  cineastas de Hollywood que con frecuencia le dedican “guiños” y tributos  como  hiciera Brian de Palma en 1987   con la escena de la escalinata en  su  película “Los intocables de Eliot Ness”.

En 1925 Sergei Eisenstein rodó ‘El acorazado Potemkin’, hito de la historia del cine que le dio fama mundial. La cinta recrea el motín ocurrido en el barco homónimo en 1905, cuando la tripulación se rebeló contra sus oficiales de la Armada.

‘El acorazado Potemkin’ es una de las películas más estudiadas en las escuelas de cine por sus revolucionarias técnicas de montaje. Destaca la escena de la escalinata, en la que el pueblo es agredido sin piedad por las fuerzas zaristas y que como  he apuntado,  ha sido referencia para muchos cineastas.

Sergei Eisenstein, Iósif Stalin y ‘Octubre’

Su talento no pasó desapercibido para Iósif Stalin, que entonces ya era secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética. Consciente del poder del cine como medio de propaganda, el jerarca maniobró para que Sergei Eisenstein dirigiera una película conmemorativa del 10º aniversario de la Revolución rusa.

El resultado de la voluntad de Stalin fue ‘Octubre’ (1927), máxima expresión del montaje dialéctico y los experimentos vanguardistas de Eisenstein. El filme, costeado por el Gobierno de Moscú, también está considerado un icono de la modernidad del cine soviético.

Mala experiencia en EEUU y México

En 1930 el maestro del cine se mudó a Estados Unidos. Fue recibido como un genio en Nueva York y firmó un jugoso contrato para rodar en Hollywood, pero el anticomunismo imperante en el país fue un lastre demasiado pesado para Eisenstein.

El director ruso llegó incluso a probar suerte en México. Allí intentó producir el filme ‘¡Que viva México!’, proyecto que tuvo que dejar inacabado después de haber rodado 60.000 metros de película.  No hace mucho el cineasta Peter le dedicó una cinta a esta experiencia mejicana de Eisenstein: Eisenstein en Guanajato

Censurado en la URSS

El cúmulo de decepciones llevó a Sergei Eisenstein a regresar a la URSS, pero en su país tampoco fue recibido con los brazos abiertos. Su estancia en EEUU le convirtió en un sospechoso para Stalin, por lo que sus dos siguientes películas fueron censuradas.

El cineasta pareció recuperar los favores del régimen comunista con ‘Alejandro Nevski‘ (1938), epopeya patriótica por la que recibió el Premio Stalin. Ese aliento le sirvió para proyectar la trilogía ‘Iván el Terrible’, basada en la figura del zar Iván IV.

Caída en desgracia con ‘Iván el Terrible’

El primer capítulo de la trilogía fue bien acogido, hasta el punto de obtener otro premio en la URSS. Sin embargo, la segunda y la tercera parte fueron prohibidas.  El descarnado retrato de Iván el Terrible como un tirano cruel y desquiciado fue interpretado por las altas esferas del régimen como una crítica al todopoderoso Stalin, lo que supuso la definitiva caída en desgracia de Sergei Eisenstein.

Fuentes:  WikipediaelPeriódico 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s